alarared@gmail.com
Teléfono: 666924205

5 TRUCOS PARA CONTROLAR LOS EXCESOS NAVIDEÑOS

18
Dic
2014
Posted by: administrador  /   Category: Blog   /   No hay comentarios

Ya están aquí sí, ya se acercan las semanas de comilonas, reuniones con familia, amigos, compañeros de trabajo… Un momento en el que la despensa de casa duplica su capacidad, aumentando generalmente en alimentos superfluos pero que provocan placeres celestiales en nuestro paladar.

No podemos consentir que todo el esfuerzo realizado durante meses se tire por la borda en unos días. Para evitarlo, te dejo  5 trucos que te ayudarán a conservar la figura estas navidades:

dietanavidadc

1.- Es momento de disfrutar de la compañía de gente que quizás no veas tanto como quisieras. Aprovecha entonces para dividir tus satisfacciones entre ellos y la mesa repleta de comida que te grita: “Cómeme”. Ve probando de manera pausada una pequeña porción de cada tipo de alimento presente y si lo alternas con las charlas que vayan surgiendo, dejarás a tu estómago mandar las señales correspondientes de saciedad a tu cerebro. Si estás llena, no sigas comiendo. Es muy fácil caer en comer por impulso si tenemos los platos por delante, así que en lugar de comer sin pensar, haz caso a tu estómago y a tu cabeza y así evitarás más de una indigestión innecesaria y un tremendo cargo de conciencia.

2.- Las bebidas alcohólicas son grandes culpables de que la media de aumento de peso en estas fechas supere los 3 Kg por persona. Son calorías vacías sin aporte de nutriente alguno que además no nos sacian, podemos beber en cantidades industriales sin sentirnos llenas. Si alternamos el vino o la cerveza con un vaso de agua o refrescos sin azúcar, disminuiremos a la mitad las calorías extra ingeridas y además mantendremos nuestra imagen, no está mal desinhibirse pero al menos hagámoslo sin perder el control.

3.- Tras un almuerzo o cena de libertad, toca calzarse las zapatillas de deporte. Sería perfecto mantener el ejercicio físico en estos días. Y no valen las excusas: si sacas tiempo para las miles de compras pendientes, también puedes sacar una hora para mantenerte activa y evitar que los excesos se queden pegados una temporada al culete.

4.- Tan importante como el deporte es el dejar las sobras de las comidas para congelar o guardarlas para el próximo día festivo, porque tras una señora comilona, toca preparar platos ligeros, y si pueden ser ricos en verduras y frutas mejor porque suelen ser los grandes ausentes en estas fechas.

5.- Otra de las grandes tentaciones que debes vencer, es la presencia de turrones, mantecados, polvorones, bombones…pequeños placeres en los que hasta el envoltorio engorda. La excusa de: “bueno uno después de comer o cenar no hará tanto daño”, no vale. Si que lo hace, porque terminamos cogiéndolo rápidamente como una costumbre que comienza varias semanas antes de Navidad, y cuando nos damos cuenta llegamos a Reyes hasta arriba de azúcar y complicamos además la vuelta a la rutina. Nuestro cuerpo se acostumbra a su particular chute post-almuerzo o post-cena o entre horas, da igual, y cuando lo cortas de raíz, el cerebro sigue pidiendo esos momentos de subidón de azúcar. Cuanto menos cambiemos nuestra rutina estos días, menos cambios notará la báscula en enero.

En definitiva, planificar los excesos es la mejor manera de no perder el control de nuestra alimentación. Haz una lista de todas las salidas, comidas, reuniones, cafelitos… que creas que vas a tener en estas semanas. Dudo que sean todos los eventos seguidos, así que intercala días de relax/exceso alimentario con días de platos saludables, ten presente  alimentos del mercado de tu barrio: verduras, huevos, pescado, frutas, carnes magras, etc . y abandona esos días todo alimento superfluo que te aporte cantidades innecesarias de calorías. Hidrátate bien para recuperar el agua perdida con las copitas de más (el alcohol nos provoca una eliminación extra de agua que hay que recuperar).

Comer a lo loco no es el objetivo de estas fiestas, si puedes manejar tu relación con la comida durante todo el año, puedes disfrutar igual de estas entrañables fiestas sin tener que sentir que pierdes el control de tu día a día.  ¡FELICES FIESTAS!

No hay comentarios